Facebook
Twitter

EL RETO DE LOS CELOS ENTRE HERMANOS

EL RETO DE LOS CELOS ENTRE HERMANOS

En ocasiones, la llegada del segundo bebé a casa no es tan maravillosa como pensábamos. Tu hijo sabe que va a ocurrir algo nuevo y es normal que sienta incertidumbre e inquietud.

Tras la llegada del recién nacido, dedicamos a este muchas mas atención y tiempo ya que los cuidados son intensivos, lo que significa que el hijo mayor deja de ser el centro de todas las miradas y esto en ocasiones, puede producir frustración y puede ser difícil gestionar para él.

La clave: HAY AMOR SUFICIENTE PARA TODOS, en ello entra el aceptar a cada cual con sus diferencias

El hijo mayor puede experimentar además enfado por situaciones tan cotidianas como que el bebé le manche el dibujo recién realizado para sus papás o que le tiren el castillo de arena.

Tenemos que comprender que a pesar de nuestra voluntad para que nuestro hijo siempre esté bien, debe atravesar situaciones en la vida con sus correspondientes emociones, ya que los celos son eso, emociones, es miedo al abandono o la exclusión.

Existen otros problemas psicomáticos menos probables como son la enuresis y encopresis, la incontinencias de orina y heces respectivamente. Como también dolor de tripa, vómitos o pérdida de sueño entre otras.

La edad donde comienzan los celos es a partir de los 18 mese de edad, cuando tienen un cierto lenguaje.

Es necesario reconocer los síntomas de celos entre hermanos para poder intervenir.

¿Cómo los detecto?

  • Hay burlas en diversas situaciones
  • Agresiones. Suelen darse más en adolescentes. El fin oculto de las peleas suele ser conseguir que nos decantemos por uno o por otro, por eso nuestra respuesta es fundamental, ya que con una mala respuesta podemos aumentar su rivalidad.
  • Llamadas de atención.

¿Cómo puedo aliviar esta situación?

  • Prevención. Dedícale tiempo. Es importante crear momentos agradables en la familia, por ejemplo, de juego.

Para ayudarte, también puedes enseñarle fotos o vídeos donde pueda ver como le trataban a él cuando era mas pequeño.

En una pelea entre tus hijos, estos son los pasos a seguir:

  1. Cálmate. Ya que si respondemos con agresividad nos da igual ya el mensaje, solo empeoraremos la situación. Sepáralos.
  2. Siéntate con ellos sin tomar partido alguno. Muestra tu comprensión hacia ambos y ahora es el momento de que les hagas ver respectivamente su parte de responsabilidad en el problema.

!Ah! Jamás recompenses al «chivato».

  • Dale un papel en la crianza de su hermano.
  • Evita las comparaciones.
  • Educa en la cooperación, ¿qué es esto? que él sienta que tenéis confianza hacia los demás, dale una visión positiva de las relaciones humanas. Intenta mandar tareas a los hermanos en conjunto.
  • Como casi siempre, ignora la conducta inadecuada. Tampoco hagas burlas de las conductas incorrectas, esto puede hacer crecer la frustración de nuestro hijo.
  • Por supuesto, conseguir que acepten vuestras normas, siempre de la manera más democrática posible.
  • Estimúlale para que exprese sus emociones con libertad, tanto las alegrías como las tristezas.

Si no os resulta fácil poner en práctica estas alternativas, podéis realizarme una visita gratuita y os puedo dar ideas para encauzar esa relación entre hermanos para una mejor convivencia.

Please follow and like us:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Motivacionyestudio .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Motivacionyestudio.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.